Mi piel preparada de forma natural para el buen tiempo


A tu piel le apetece suavidad, frescura, sol, prepara la llegada del buen tiempo!!!


1- Primero de todo empiezo con una alimentación sana para tener una piel bella.

La variación de temperaturas que está por llegar va a retar tu piel y no solo superficialmente. Para ganar la batalla, empieza comiendo sano y bebiendo mucha agua.
Aumenta los alimentos ricos en vitaminas A y E, así como los ácidos grasos que van a favorecer la regeneración y la protección de la piel: legumbres verdes, zanahoria, perejil, hígado, salmón, atún, sardinas, etc.

2. Mi cuidado con un peeling

Trás el Invierno tu piel esta agredida por el frío y la contaminación, y tiene necesidad de ser limpiada con una exfoliación para desechar las pieles muertas acumuladas y reencontrar la luminosidad.
Una exfoliación semanal te ayudará a tener un bronceado uniforme y duradero gracias a la renovación celular.
Haz una exfoliación suave para el rostro y el cuello/escote con nuestro exfoliante
Eclat d'Ete
con extracto de dátiles y granos de argán.
Para el resto del cuerpo utilizar la crema exfoliante de granos de argan y polvo de arroz perfumada a la
mandarina aromática
o utilizar un guante kessa guante kessa con jabón negro al eucalipto o a la lavanda
No te olvides de las manos y pies, al ser estos los que sufren más el Invierno. Reconforta tus manos y pies con una
crema exfoliante
que te aporte frescor para reencontrar suavidad en las manos y no tener miedo al exponer los talones en las sandalias de verano.
Para un cuidado completo de la cabeza a los pies no olvidarse de hacer un ritual hammam completo de jabón negro y rhassoul.

3. No paro de hidratar.

Se generosa con tu piel, body milk, cremas, aceites, bálsamos o mantecas, utilizar cotidianamente después de la ducha para obtener un momento placentero.
Favorecer una hidratación que produzca confort, bienestar y que no sea grasienta.
Más alla de la hidratación diaria, lo más eficaz es realizar una mascarilla semanal con
rhassoul
y aceite de argan .
No sólo actúa como un detox de la piel, sino que también le aportarás sales minerales y una hidratación profunda.

4. Protego y fortalezco mi piel

Cremas, aceites o sprays, cualquier forma de protección antes de tomar el sol que hagas, intenta que sea protección solar Bio. Después de la exposición solar, relaja y reconforta la piel con cuidados después del sol. Nada es mejor después de la ducha que una hidratación con aceite de Argan o
Manteca de Karite
, que además de relajar y nutrir la piel, prolongará el efecto del bronceado.
Si te quieres dar un capricho, utiliza el aceite sensual de argan, perfumado sutilmente a la verbena o a la mandarina aromática refrescante o la crema de karite al mango. O también puedes descubrir la agradable y útil hidratación bajo la ducha con el aceite "soin de l'eau"

Ya hemos acabado para aprovechar plenamente del buen tiempo. Sobretodo tomate el tiempo para ti para sentirte bien. No olvides de preservar tu capital de sol con una exposición protegida, razonable en horas de calor menos intenso

Un ejemplo de los productos